La mejor fotografía de producto para enganchar al cliente final

Publicado el 21 febrero 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Pere Espinosa, fotógrafo profesional en Valencia, es natural de un pequeño pueblo de Alicante, que se llama Penàguila. Se inició en la fotografía de adolescente a principios de los años 80 como actividad extraescolar, y a partir de entonces se ha ido formando como fotógrafo, inicialmente de forma autodidacta y realizando varios cursos de formación, además de aprender por la experiencia adquirida trabajando como técnico en un laboratorio de revelado fotográfico y años de dedicación a la profesión.

«La Pasión” por la fotografía es su principal motivación. Le apasiona el arte, fue criado en un ambiente rodeado de pintura: su tío era un pintor muy reconocido, del cual aprendió a componer (Paco Barrachina), y su pasión por la hostelería a la que que siempre ha estado vinculado, ya que sus padres tenían un bar restaurante y la agricultura, el ambiente rural en el que creció. Al final, la satisfacción que produce ver su trabajo publicado en un libro de recetas o en una web o una valla publicitaria y pensar “eso lo he hecho yo» es una motivación constante.

En la actualidad trabaja en solitario como autónomo. Después de la crisis del 2008 tuvo que reinventarse, pues el estudio de diseño y comunicación del cual era socio tuvo que cerrar. En aquel momento trabajaba para el sector del textil hogar y el mueble realizando catálogos y publicidad para empresas.

Hoy día hace lo mismo pero de otra manera y en otros sectores. La mayoría de veces trabaja junto con otros profesionales aportando cada uno de ellos sus conocimientos en un equipo con un diseñador y un cocinero en el caso de la fotografía gastronómica. Si se trata de un reportaje para una inmobiliaria o para la web o catálogo de un hotel o casa rural lo adecuado es que le acompañe un interiorista y así con cada uno de los proyectos. 

En la actualidad está más especializado en fotografía gastronómica enfocada al sector de la hostelería y la industria de la alimentación, pero sin dejar de lado otras especialidades. Muchas veces los proyectos de los sectores en los que trabaja, o bien necesitan fotografía de sus instalaciones o fotografías de sus productos independientemente de los bodegones, o fotografías más sencillas para packaging o incluso retratos corporativos.

¿Cuál es la especificidad de la fotografía publicitaria en comparación con otras especializaciones?

Provocar sensaciones, deseo, generar al interlocutor de la imagen la necesidad de adquirir un producto determinado, el producto reflejado en la fotografía que está viendo. El fotógrafo con su equipo tiene que contar una historia, lanzar un mensaje perfectamente interpretable por su posible cliente, que lo entienda fácilmente y que no vea simplemente un producto, se tiene que ver consumiendo ese producto. Esa es la diferencia por eso en esta especialidad, lo importante es la reacción.

¿Existen cursos dedicados a la formación en fotografía publicitaria?

Sí, por supuesto. Además, dentro de la fotografía publicitaria hay infinidad de especialidades en las cuales estamos cada uno de los fotógrafos. Hay cursos para fotografía gastronómica (yo mismo los imparto), para fotografía de producto, fotografía de moda, fotografía de inmuebles (otro sector que también trabajo)…

Pero al final, no son más que técnicas específicas. Si se entiende el concepto de fotografía publicitaria, te vale para todo. El resto simplemente es saber usar unas herramientas determinadas para un uso concreto. 

¿Qué «subsectores» trabajas más dentro de la fotografía publicitaria: de producto, de alimentos, etc?

Yo, en concreto, dentro de la fotografía publicitaria, el área que  más trabajo es la fotografía gastronómica, de producto y de interiores, ya que mis clientes mayoritariamente son la industria de la alimentación y la hostelería, en la actualidad.

A lo largo de los años que he dedicado a mi profesión, he hecho fotografías para empresas que fabrican muebles, empresas de la industria del textil hogar, empresas de artículos de decoración, y dentro de cada sector industrial el cliente te va a pedir tanto fotografía publicitaria para su uso en una valla como en una revista…  fotografía de producto para su catálogo, la cual muestra el artículo de una forma neutra y fiel.

Al fin y al cabo, todo son productos, cada uno con sus características específicas; y en el momento de hacer una foto, hay que entenderlas para proyectarlas.

¿Habéis notado un crecimiento del sector con la llegada masiva de los ecommerce y la necesidad de fotografiar los productos?

Evidentemente el ecommerce ha generado una necesidad de imágenes para las tiendas online, pero a la vez exigen precios muy bajos, por lo que no todos los fotógrafos están dispuestos a entrar en ese mercado.

Por otro lado, muchas de estas empresas ya tienen su propio fotógrafo en plantilla dentro de la empresa. A su vez, con las nuevas tecnologías para hacer las imágenes que necesitan, tampoco hacen falta grandes recursos y con un mínimo aceptable tienen suficiente y ese es el paradigma de la mayoría de tiendas online.

Las nuevas tecnologías han facilitado el acceso a costes mucho más bajos a todas las empresas debido a que han minimizado los costes y los riesgos de la fotografía analógica y permiten a todas las empresas, desde la más grande a la más pequeña, poder hacer catálogos de sus productos. A su vez, esta “democratización” hace aparecer en el mercado mucho intrusismo profesional: cualquier persona con una cámara digital más o menos decente y un ordenador puede hacer sus pinitos, con mejor o peor resultado, y esto está sucediendo.

Seducir al ojo del cliente, un arte en alza

Pere Espinosa logra, con su talento, sus conocimientos y su dilatada experiencia, que los productos y espacios que fotografía no pasen inadvertidos para el espectador. Nos explica que la fotografía publicitaria busca provocar reacciones y eso es lo que logra con su arte. Generar deseo e interés en quien contempla sus fotografías, despertando la atracción por lo que estas muestran y colocando ese producto en la mente del cliente potencial.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 21 febrero 2020 por Marta Sánchez
Publicado en: Fotografía
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.