La terapia EMDR, una herramienta para mejorar nuestra psique

Publicado el 9 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Desde niña, la responsable de la consulta Terapia EMDR Madrid, Laura Soto, disfrutaba ayudando a los demás. Estudiar en el colegio jesuita Padre Piquer de Madrid, le facilitó participar en voluntariados desde muy joven y le gustó tanto que siguió colaborando con varias asociaciones según crecía: Juntos para Jugar, El Circo de Piruleto, Aleph-tea, Apúntate… Esto le condujo a iniciar su Licenciatura en Psicología y más tarde a especializarse en Intervención Psicosocial y Comunitaria a través de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Logró crear su propia asociación junto a la psicóloga Clara García y la trabajadora social Irene Gil, Asociación Golondrina, con el fin de crear espacios de empoderamiento para mujeres migrantes. Al mismo tiempo, colaboró durante años con la Asociación Entre Mamás destinada al apoyo y acompañamiento en la maternidad y crianza. 

Estas labores le llevaron a sentir que las fronteras entre psicología social y clínica eran difusas, por lo que obtuvo la habilitación de Psicóloga General Sanitaria y se especializó en Psicoterapia con EMDR. Esto le condujo a la psicoterapia en gabinete privado, colaborando en primer lugar con el centro Caban Psicología y Fisioterapia, para después compaginarlo  con su propio despacho en Tres Cantos (Madrid).

Laura, ¿qué fue lo que te motivó a dedicarte a la psicología y ofrecer mejoras en la salud mental de sus pacientes? ¿Tienes razones personales?

Mi motivación inicial para estudiar Psicología fue el poder ayudar a los demás, hacer que las personas se sintieran mejor, fueran felices. Acabar con el sufrimiento. Quería salvar el mundo o al menos una parte de él. Perspectiva que, con el tiempo, la experiencia y la madurez, se ha ido ajustando y transformando hacia un enfoque de acompañamiento y empoderamiento del paciente. 

Al final, en todas nuestras decisiones siempre hay razones personales; es difícil separar y más en un ámbito como éste. ¿Quién no quiere saber cómo ayudar a un ser querido o a una misma?

¿Qué parte de tu equipo de trabajo es esencial para garantizar la salud mental? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

Hay varios factores que resultan esenciales en una terapia. En primer lugar, la formación, experiencia y herramientas del profesional. Tenemos una gran responsabilidad y, por desgracia, también hay casos de mala praxis en este sector. En esta línea, desde el punto de vista del profesional considero imprescindible evaluar el apego para realizar una buena conceptualización del caso que permita un tratamiento personalizado. Por otro lado, es fundamental establecer un buen vínculo terapéutico entre psicóloga y paciente, que sea base y refugio seguro desde el que poder acceder al trauma. Y, por último, señalaría como elementos necesarios o que no deberían faltar, unas condiciones óptimas para poder hacer trabajar al cerebro (sueño/descanso, alimentación, medicación en algunos casos…). Es necesario estar siempre abierta a trabajar de manera multidisciplinar con otras profesiones afines como psiquiatría, psiconeuroinmunología, fisioterapia, etc.

¿En qué consisten los tratamientos de EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing)? ¿Cómo benefician la salud mental de los pacientes?

El EMDR es un abordaje psicoterapéutico centrado en trauma. Parte de la teoría de que todas las personas tenemos un sistema de procesamiento adaptativo de la información (PAI), que puede verse alterado ante la vivencia de situaciones traumáticas, situaciones que superan el grado de estrés que el cerebro puede tolerar en ese momento, ya sea por el hecho en sí, la etapa evolutiva en la que me encuentre, las consecuencias o acompañamiento del mismo o todo a la vez. La Doctora Francine Shapiro descubrió en el año 1987 que, con el uso de estimulación bilateral aplicada en un protocolo determinado, se pone en marcha un proceso de desensibilización que permite que nuestro sistema pueda reprocesar lo vivido, de tal manera que la experiencia pueda quedar integrada como pasada en la biografía del paciente, desapareciendo los síntomas asociados a ella.

A través de este método, el paciente sustituye información disfuncional (síntomas o respuestas que no se corresponden con el presente, creencias irracionales e infantiles, imágenes vividas del pasado, etc.) por información adaptativa sobre lo ocurrido, cambiando la forma en la que el recuerdo es almacenado en su memoria. Esto no solo permite la desaparición de la sintomatología favoreciendo la salud mental presente, sino que también tiene beneficios para su salud a largo plazo pues libera el sistema de cara a nuevas experiencias favoreciendo asociaciones funcionales con el material ya procesado y por lo tanto previniendo así posibles recaídas.

Según tu experiencia profesional, ¿cuáles son las recomendaciones que les darías a tus pacientes para garantizar la efectividad de los tratamientos psicoterapéuticos que ofreces? ¿Cuándo y en qué condiciones le recomendarías a un posible paciente que debe buscar tratamiento psicológico?

En línea de lo expuesto anteriormente, y ya que cuerpo y mente no se pueden separar, recomendaría un abordaje lo más integral posible favoreciendo y potenciando el autocuidado al máximo (que duerman un mínimo de horas, se alimenten bien, aumenten el consumo de omega 3, hagan deporte, realicen actividades agradables, pongan en práctica ejercicios de relajación/regulación emocional…). Por lo demás, en consulta se creará el escenario y clima oportuno para que confíen en sí mismos y en el proceso terapéutico, animándoles a preguntar o abordar todo lo que necesiten, no entiendan o no estén de acuerdo.

Algunas circunstancias en las que recomiendo iniciar un tratamiento psicológico son: si la persona ha vivido o presenciado una situación con un gran impacto emocional y no puede dejar de pensar en lo sucedido, si se encuentras mal (triste, ansioso, enfadado, etc.) y no sabe por qué o no sabe qué hacer con ello, si durante la infancia recibió un apego inseguro o desorganizado, o simplemente si quiere iniciar un viaje hacia su interior.

Reprocesar el pasado para mejorar el presente y ganar el futuro

La terapia EMDR ayuda a procesar de nuevo eventos pasados que proyectan su sombra sobre nuestras vidas actuales. Gracias a ella, podemos librarnos de esas sombras, gestionando mejor las memorias y recuerdos y desarrollando nuevas posibilidades para ser nuestra mejor versión. Siempre será necesario, por supuesto, hacerlo de la mano de una terapeuta capacitada en esta terapia como es el caso de Laura Soto en Terapia EMDR Madrid.

Accede a más detalles sobre Terapia EMDR Madrid en su website oficial.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 9 septiembre 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Salud y Bienestar
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.