Libera al guitarrista que llevas dentro

Publicado el 15 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

El bilbaíno Pedro Muñoz lleva enseñando música unos 25 años, primero en su ciudad natal y luego en Valencia, ciudad en la que reside desde el 2002 y en la que encontró una potente vida musical. Pedro siempre se sintió atraído por la música, su magia y los efectos relajantes que tenía sobre él. Además, siempre ha tenido en gran consideración la figura de los maestros y de aquellos que transmiten el conocimiento, por lo que enseñar música ha sido el resultado de ese amor por este arte y esa atracción por la enseñanza.

Tras formarse y trabajar como profesor de inglés y como traductor, compaginó dichos empleos con trabajos semiprofesionales como músico hasta que empezó a dar clases de guitarra en una escuela. Entonces decidió profesionalizarse en exclusiva como profesor de música.

En el espacio musical Mr.Jam, un lugar que combinaba escuela de música, estudio y escuela de grabación y locales de ensayo, y junto con otros dos profesores de guitarra, elaboró un programa de estudios de guitarra moderna que ha ido perfeccionando con el tiempo y gracias a la experiencia con sus alumnos. Actualmente tiene un pequeño estudio en su propia casa y solo imparte clases particulares.

Su área de especialización es el jazz, al que ha llegado tras un placentero periplo por el  rock, el folk, el blues y todas sus mezclas, que han formado sus raíces, las cuales afloran cuando toca jazz. Ha procurado tocar en grupos que no tuvieran nada que ver con el jazz y saber qué supone hacer esa música. Y solo algunos de sus alumnos estudian jazz, mientras que el resto escoge otros estilos.

Pedro, ¿cuáles son las canciones que más te gustan enseñar en una clase de guitarra? ¿Qué te hacen sentir esas canciones?

Lo que más me gusta enseñar no son canciones concretas sino el conocimiento de la música que te permite hacer esas canciones o improvisar sobre ellas, eso que llaman armonía. No sé si esto resulta demasiado abstracto para un no músico pero no lo es; una vez plasmado en la guitarra es algo muy concreto que desvela lo que en un principio pudiera resultar misterioso y que te permite hacer conexiones y sacar conclusiones por tu cuenta. Es un viaje increíblemente fascinante que no se acaba nunca.

Dicho esto, a los principiantes totales les enseño a través de canciones concretas como “Hey, Joe”,  que Jimi Hendrix hizo famosa, en versión fácil para los acordes mayores, o “Losing My Religion” de REM para los menores; eso sí, intento que, en la medida de lo posible, sepan cómo se ha construido lo que están haciendo.Y doy prioridad a las canciones que el alumno quiera aprender antes que al programa que estemos siguiendo, sea ese alumno del nivel que sea.

¿Qué marca de guitarra prefieres utilizar para dar clases y por qué?

Me suelo quedar con la que haya estado practicando en ese momento. Aprovecho los huecos entre clases para estudiar, así que aquella que tenga entre las manos es con la que tiendo a dar la clase. También es cierto que habitualmente son las tres mismas: una Fender Telecaster Thinline, una Fender Stratocaster y una Gibson 335.

Si el alumno trabaja con guitarra acústica y no trae la suya, toca con la mía y yo utilizo la Gibson, una guitarra semihueca y voluminosa y, por lo tanto, con mucha resonancia aún sin enchufar. También tengo una guitarra eléctrica específica para los alumnos, de nuevo un modelo Telecaster Thinline, ensamblada por un luthier a partir de piezas de la casa Warmoth. Por supuesto, el alumno que quiere viene con su propia guitarra.

¿Cuáles son las ventajas de la guitarra respecto a otros instrumentos? ¿Esas ventajas hacen que sea más fácil aprender la guitarra antes que otros instrumentos?

La facilidad o dificultad para un principiante total estriba en cómo de accesible resulta un instrumento a la hora de empezar a tocarlo, cómo de fácil resulta la producción de notas. En ese sentido el piano es agradecido porque basta dejar caer un dedo para que la tecla suene y el violín es endiablado, especialmente para quien lo escucha. Yo diría que, dentro de ese espectro de dificultad, la guitarra está en la zona media tirando a fácil. 

Eso en lo concerniente al comienzo del aprendizaje. Si pensamos en un aprendizaje más avanzado y sin profundizar demasiado porque entonces no acabamos, encuentro una desventaja y una ventaja:

  • Una desventaja: Todos sabemos que hay notas graves y agudas, y que eso que llamamos Do es una nota, por lo tanto hay diferentes Dos, más graves o más agudos. Pues bien, hay un Do específico que en la guitarra está en cinco sitios diferentes mientras que en el piano o en un instrumento de viento está en un solo sitio; por supuesto, en mayor o menor medida eso ocurre con otras notas, no solo con Do. Si toco la escala de Do a partir de ese Do específico, en la guitarra me la tengo que aprender en cinco sitios diferentes mientras que en el piano o instrumento de viento basta con uno. A eso hay que añadir que esa escala de Do en esos diferentes sitios la puedo empezar con el dedo índice o el medio o el anular o el meñique, y que según con qué dedo comience, los movimientos para tocar el resto de notas serán diferentes en cada caso. En fin, muchas combinaciones.
  • Una ventaja: La zona del mástil de la guitarra donde están colocados los trastes y sobre la cual las cuerdas están dispuestas se llama diapasón. Ahí es donde aprieto con los dedos para producir las notas. Imaginemos que elijo uno de mis cinco Dos anteriores en el diapasón y, a partir de él, recorro las siete notas de la escala de Do; para ello necesitaré un movimiento de dedos determinado. Ahora me desplazo un poco por mi diapasón hasta encontrar la nota Re; si repito exactamente los mismos movimientos que hice en la escala de Do estaré tocando la escala de Re. Y ahora me desplazo un poco hasta encontrar la nota Mi y, repitiendo los movimientos anteriores, estaré tocando la escala de Mi. Y así sucesivamente con el resto de las notas. De manera que con, por así decirlo, el mismo patrón de dedos, puedo tocar las escalas de todas las notas. Poco esfuerzo mental comparado con el que se haría en el piano, donde cada escala correspondiente a cada nota es un mundo diferente en cuanto a dedos que mover y teclas que tocar.

¿Hay un tipo de guitarra con el que recomiendes empezar a estudiar este instrumento? ¿Cuál recomiendas y por qué?

Recomiendo empezar con el tipo de guitarra más adecuado para el tipo de música que te apetezca hacer. Hay una cierta creencia entre alguna gente que todavía no sabe tocar de que la guitarra eléctrica es “para más adelante”, “para cuando sepa más”, y no es así en absoluto. A veces va ligada a esta otra idea de que conviene que el comienzo tenga un plus de dureza, que la guitarra no sea tan fácil de tocar, como si aprender con una guitarra que se deja tocar bien te fuera a perjudicar en el futuro.

Reserva tu capacidad de esfuerzo y superación para aquellos momentos del camino en que lo que es necesario practicar es menos grato, que los hay y sobre todo al principio y, sin hacer locuras y en la medida que tu bolsillo lo permita, ama la guitarra que tienes entre las manos.En resumen, fíjate en qué tipo de guitarra se está usando en la música que más te gusta, sea eléctrica, acústica o española, y ve a por una de esas.

Aprendiendo a acariciar la guitarra

Cuando vemos tocar a los grandes guitarristas siempre nos parece que tengan una relación especial con la guitarra, que en vez de tocarla se fusionen con ella y la acaricien. Incluso los guitarristas más excelsos fueron principiantes una vez. Todos necesitaron empezar a aprender cometiendo errores y siendo corregidos. Con Pedro Muñoz empezarás a conocer los secretos de la anatomía y el alma de la guitarra, la manera en la que reverenciarla para que te ofrezca los sonidos que buscas. Y tu perseverancia y determinación decidirán cuán lejos quieres llegar construyéndote como guitarrista gracias a la guía y las enseñanzas de Pedro Muñoz.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 15 octubre 2019 por Marta Sánchez
Publicado en: Tiempo Libre y Aficiones
Últimos Artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.