Tu inmobiliaria de confianza con empatía y proximidad

Publicado el 24 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

María José Nicolás Amo es una vallisoletana que hace doce años descubrió que se le daba bien el trabajo en una agencia inmobiliaria. Pronto se orientó hacia la mediación comercial, un trabajo que disfruta. Llegó al mismo un poco de rebote, pero las relaciones personales siempre se le han dado bien y considera que la acción comercial no deja de ser un tema de ponerse en el lugar del otro. Su manera de ser dictaba que acabaría estando vinculada con la actividad comercial.

En diciembre de 2016 se hizo autónoma y abrió su primera agencia inmobiliaria aprovechando su experiencia previa y su visión de por dónde tenía que ir el negocio. Había llegado el momento de crear su propia empresa y trabajar de la manera en que ella consideraba que podía aportar más tanto a los clientes como a su propia persona. La empresa es una extensión de su modo de ser, comprometida con el cliente. Considera que los clientes sienten ese compromiso y eso se traslada a la satisfacción final y a los resultados. Un año después de abrir su agencia, contrató a una persona y ahora valoran contratar a otra más.

Su especialidad es la captación de vivienda de segunda mano. Su simpatía y cercanía generan la confianza necesaria para que el cliente les deje trabajar su vivienda, tanto en alquiler como en venta. Últimamente trabajan también la venta de vivienda en promociones nuevas. Es un producto que en cierta manera cambia la vida de las personas al ser una de las mayores inversiones que se pueden acometer en la vida y en Inmobiliaria Amo se involucran en acompañar al cliente en este viaje que supone la compra de una vivienda.

¿Qué es lo que más os inspira de vuestro trabajo en Inmobiliaria Amo? ¿Cómo definiríais vuestro estilo como profesionales del sector inmobiliario?

Lo más satisfactorio es la alegría del cliente cuando se vende su vivienda. Los alquileres no dejan de ser operaciones más fáciles, pero las ventas siempre se complican porque entran muchos componentes: terceras partes que no son controlables, y que es cuando una actividad profesional como la mía marca la diferencia. El finalizar una operación y que te den las gracias parece algo normal pero supone un plus de valoración que me encanta y me motiva.

Nuestro estilo es ser cercanos y generar confianza con el cliente para que esté tranquilo durante todo el proceso.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar?

La alegría, a lo mejor peco de ñoñería pero en estos tiempos lo considero más necesario que nunca. Me encuentro muchas veces en mi trato profesional con gente muy rigurosa o seria por decirlo de algún modo, pero en el comercio creo que es indispensable sonreír porque una sonrisa no tiene precio y siempre genera cercanía. No hay mejor manera de entrada en una relación que con una sonrisa y además debe ser una actitud en desuso porque habitualmente me lo destacan como que no es muy común. 

Por tanto, una sonrisa y el respeto siempre por delante es lo que genera relaciones fluidas con el cliente. Y después ser sinceros con ellos, contarles la verdad y no engañarles con el producto que tienen. La sinceridad es una virtud que también hay que explotar en este sector.

Si quiero vender mi propiedad, ¿qué hago? ¿Cómo promociono mi vivienda? ¿Cómo sé cuando alguien está interesado en mi vivienda?

Lo mejor es ponerse en manos de profesionales, al igual que si tienes un problema jurídico acudes a un abogado, o si tienes una empresa te pones en manos de un asesor, la venta de una vivienda es un asunto serio que requiere ponerse en manos de personal cualificado. 

Desde Inmobiliaria Amo aconsejamos y ponemos en valor la propiedad. Uno de los aspectos más importantes de la venta es el precio, y muchas veces el precio que tiene el cliente en su mente no coincide con el precio de mercado y es ahí donde los profesionales como nosotros nos convertimos en totalmente necesarios. La sinceridad sobre este punto incidirá y mucho en lo relativo al tiempo que va a ser necesario para que finalmente se logre realizar la venta.

Nosotros, como profesionales, somos los que invertimos en publicidad tanto en portales especializados como en publicidad impresa y no solo eso, sino que contamos con una amplia base de datos de otros clientes que nos han llamado anteriormente contándonos sus preferencias y gustos y por tanto sabemos la demanda concreta de cada vivienda en función de sus características y su situación.

Con respecto al interés por una vivienda, tengo que reconocer que aquí el cliente se encuentra muchas veces equivocado: piensa que como tiene, por ejemplo, la cocina arreglada y de un color precioso eso le hace a la vivienda más apetecible e interesante; pero no se da cuenta que está pintada o decorada a su gusto y que no tiene por qué coincidir con el gusto de la persona que quiere comprar.

El interés se demuestra con las veces que visitan la vivienda, con el tipo de preguntas que realizan, con la posible visualización que se hacen ya viviendo allí. Está claro que la vivienda tiene que estar en buenas condiciones y ser atractiva pero el interés parte siempre del comprador y es una variable que no es controlable por el vendedor y que el profesional de venta si es bueno, será capaz de averiguar cuáles son las verdaderas necesidades y gustos de la persona que compra.

¿Qué documentos se necesitan para iniciar el proceso de compra ?

Es indispensable el título de propiedad de la finca, Nota Simple del inmueble, el último recibo del impuesto sobre bienes inmuebles, el certificado energético de la propiedad y por supuesto la comunidad al corriente de pago. Después, siempre nos encontraremos con pisos heredados, divorcios, viviendas de protección oficial que demandan una variada documentación y un conocimiento más exhaustivo de la operación. 

La mejor manera de lograr la vivienda que buscas

En Inmobiliaria Amo, su fundadora, María José Nicolás Amo, emplea toda su experiencia y conocimiento del mercado inmobiliario de su ciudad para poner en contacto sus distintos tipos de clientes: tanto vendedores que buscan compradores como viceversa, o bien a propietarios e inquilinos. En un mercado tan complejo como el de la vivienda, María José apuesta por la proximidad y por su capacidad para ponerse en el lugar de sus clientes. Por eso mismo, el trato cordial y empático son uno de los sellos de calidad de sus servicios.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 24 noviembre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.