Tu mejor ayuda para combatir las dificultades en el aprendizaje

Publicado el 1 julio 2020 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Mónica Escalona, logopeda, psicopedagoga y orientadora familiar en Madrid, aunque pasó su infancia en la Rioja, cursó sus estudios universitarios en Madrid y desde entonces vive en esta ciudad. Pese a ser Pedagoga y logopeda de profesión, a lo largo de los años ha ampliado su formación en el área de la evaluación e intervención neuropsicológica, las terapias de neurodesarrollo y la orientación familiar. Desde el año 2000 dirige el Centro Psicopedagógico de Atención Global ZANA formado por un equipo multidisciplinar (pedagogos, logopedas, psicólogos sanitarios, neuropsicólogos, psicomotricistas, neuropediatra) que atiende a niños, adolescentes y familias.

Paralelamente, Mónica trabaja en centros educativos (áreas de infantil y primaria) y escuelas infantiles como asesora y colaboradora, realizando evaluación neuropsicológica, psicopedagógica, motriz y del lenguaje a alumnos con bajo rendimiento académico para detectar posibles Dificultades de Aprendizaje (dislexia, TDA, etc.) o retrasos en su neurodesarrollo. La finalidad de estas evaluaciones es establecer las adaptaciones metodológicas necesarias en el centro educativo, organizar apoyos educativos dentro y fuera del aula y asesorar al profesorado en su labor educativa.

Además de experta en evaluación Neuropsicológica y Diagnóstico psicopedagógico a niños, adolescentes y adultos, Mónica realiza Tratamiento de logopedia y/o Psicopedagógico en diversos problemas de aprendizaje y trastornos del neurodesarrollo. Además, un aspecto esencial de su trabajo es la orientación y el asesoramiento familiar, ya que frecuentemente los padres necesitan pautas adecuadas de intervención para ayudar a sus hijos en los aspectos académicos, en el manejo de problemas de “conducta” y en lo relativo a su desarrollo socioemocional.

Antes de iniciar el proyecto del centro, Mónica trabajó en educación especial y en escuelas infantiles como psicomotricista y profesora en niños de 3 a 6 años. Observaba en su labor educativa diaria cómo el desarrollo madurativo de algunos niños y niñas  iba más despacio y, por ello, necesitaban su apoyo y una atención más individualizada para “aprender” al ritmo de sus compañeros. En vez de “bloquearse” ante este tipo de alumnado, le parecía un reto personal y profesional conseguir que estos alumnos avanzaran en su aprendizaje y se sintieran más seguros emocionalmente en el entorno escolar.

Mónica empezó a darse cuenta de que le gustaba “trabajar” con los alumnos a quienes les costaba aprender por alguna razón. Por ello, empezó su formación en la detección e intervención de las Dificultades de Aprendizaje y tras años de trabajo en centro educativos, inició el proyecto de ZANA.

En el Centro Zana ofrecéis tratamientos para la dislexia, ¿cuáles son los objetivos fundamentales que perseguís en vuestro centro de psicopedagogía para ayudar a los pacientes con este diagnóstico? 

La dislexia es una falta de competencia para el aprendizaje de la lectura y escritura y que está causada por una combinación de déficits en el procesamiento fonológico, auditivo verbal y /o visual. Tras realizar una evaluación que confirme el diagnóstico de Dislexia, es muy importante comunicarle a los pacientes y a sus familias dicho diagnóstico desde una perspectiva positiva y de posibilidad de mejora.

Hay que dejar claro a pacientes y familias que no tiene nada que ver con falta de “inteligencia”, motivación o esfuerzo. Por ello, es necesario realizar Tratamiento reeducativo abordando las causas y los “síntomas”. En éste, uno de los objetivos más importantes es mejorar la eficacia y la precisión lectora (disminuir errores «disléxicos») y aumentar la velocidad lectora de cara a que sea adecuada la compresión lectora de enunciados y textos, ya que esta competencia es fundamental para tener un buen rendimiento académico y éxito escolar.

Posteriormente, se introducen otros objetivos en el área de la ortografía (reducir errores ortográficos) y la expresión escrita (adecuada organización de las ideas). Paralelamente, se trabaja el desarrollo de habilidades en otras áreas relacionadas con las dificultades lectoras (organización espacial, discriminación y atención visual y/o auditiva, realización de seguimientos visuales) problemas de lateralidad, funciones ejecutivas, etc.

¿Qué parte de tu trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar al tratar un paciente con dislexia y por qué?

Todo niño o niña con Dislexia debe realizar Tratamiento Psicopedagógico reeducativo de sus dificultades lectoras. No se pueden tomar actitudes como “es cuestión de tiempo”, “puede mejorar si lee más horas”, etc. Estas son ideas “falsas” que no favorecen un buen pronóstico de evolución. Además, es muy importante establecer un adecuado vínculo afectivo con el paciente. Este debe comprender lo que le pasa y sentirse acompañado en su proceso reeducativo, reforzando positivamente sus avances, logros y esfuerzo, así como permitirle expresar las emociones “negativas” cuando no obtiene éxito escolar (tristeza, rabia) debido a su Dislexia.

Igualmente, es muy importante la formación de las familias, es decir, profesionalizar a los padres en lo relativo a cómo ayudarle en el estudio y en los deberes, como fomentar la lectura dentro de casa de forma positiva, qué libros son los más adecuados… evitando la sobrepresión o los comentarios negativos a su hijo para cuidar su bienestar emocional y autoestima escolar.

Otra parte de nuestro abordaje es remitir a los pacientes a otros profesionales como optómetras, otorrino o neuropediatra si se estima necesario al observarse síntomas de disfunción visual, problemas de audición o de procesamiento auditivo y dificultades de atención asociadas a su cuadro de Dislexia.

Es también esencial la coordinación con los profesores de nuestros pacientes para que estos, desde el centro educativo, se sientan comprendidos y apoyados y se lleven a cabo las adaptaciones metodológicas adecuadas que favorezcan su evolución escolar.

¿Cuál es la metodología de trabajo que empleáis con los pacientes que presentan problemas de dislexia? ¿Cuánto tiempo duran las sesiones?

Los pacientes acuden a nuestro centro un día o dos a la semana, en sesiones individuales de una hora de duración. La mayoría acuden durante todo el curso escolar. Para cada paciente se diseña un programa de intervención individual en el que se aborda la mejora de las competencias lectoras en lectura, escritura, ortografía y comprensión lectora, así como otros aspectos relacionados con la dislexia (orientación espacial, conciencia fonológica, discriminación auditiva, memoria temporal…). Un tratamiento reeducativo dura al menos 10 meses de curso escolar y algunos pacientes necesitan más tiempo aunque la evolución es positiva tras varios meses de intervención.

Utilizamos una metodología activa, mejorando las competencias lectoescritoras mediante la realización de tareas muy diversas y de diferentes modalidades (actividades visuales, auditivas, motoras, visoauditivas, de organización espacial…) dentro de una marco “lúdico” trabajando las causas y los síntomas favoreciendo el desarrollo neurológico del paciente. Aprender a leer debe ser divertido. Muchos de nuestros pacientes tienen gran “aversión” a la lectura y debemos modificar esta idea partiendo de actividades multisensoriales, empleo de las tecnologías (ordenador), el ritmo y el movimiento, etc. en las que obtengan éxito y se diviertan e ir aumentando progresivamente la dificultad y los objetivos de intervención.

¿Cuáles son los síntomas de la dislexia según vuestra experiencia profesional?

En cuanto a la lectura, se pueden observar algunos de estos síntomas: 

  • Lectura con errores de omisión y adición de letras; sustitución de palabras; inversiones de sílabas, etc.
  • Lectura lenta o silábica en palabras largas o poco frecuentes y dificultad para leer palabras inventadas o pseudopalabras.
  • Tendencia a saltarse filas, usar el dedo para no “perderse” espacialmente, baja eficacia en la realización de seguimientos visuales.
  • Comprensión lectora deficiente de instrucciones y textos.

Mal rendimiento en las habilidades fonológicas: dificultad para el deletreo, la síntesis fónica; realizar tareas de conciencia fonológica de añadir o quitar elementos (letras o sílabas) a una palabra, etc.

En cuanto a la escritura y la organización espacial se pueden presentar algunas de estas dificultades:

  • Invertir letras, números y palabras o escritura en espejo.
  • Confusión entre derecha e izquierda.
  • Dificultades en ortografía natural, reglada y arbitraria respecto a su nivel educativo.
  • Diferencia entre la organización y estructuración de los pensamientos de manera oral (que puede ser muy buena) y la expresión escrita (mala organización temporal de las ideas, frases muy cortas…).
  • Dificultades de orientación espacial (es incapaz de seguir los renglones rectos, o de respetar los márgenes de los cuadernos, o de organizar operaciones matemáticas en columna, etc.).
  • Trastorno en la coordinación motora fina que ocasiona mala letra y una pobre caligrafía.

En las áreas de Atención y Memoria de Trabajo:

  • Dificultad para recordar información o tendencia a olvidar con facilidad lo aprendido.
  • Problemas para mantener la atención de forma sostenida.
  • Dificultad para memorizar varias instrucciones orales o mediante la lectura.

Aprendiendo a aprender para superar las trabas

Mónica Escalona nos ha explicado las dificultades que pueden presentar determinados diagnósticos como la dislexia, el TDAH y otros que suponen obstáculos a la hora de aprender y estudiar. Para trabajar en la superación de estas trabas al aprendizaje, su centro Zana combina todos los aspectos que influyen en el devenir de los alumnos, atendiéndolos con una visión holística en la que se incluyen las cuestiones emocionales, afectivas, motivacionales, familiares y didácticas.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 1 julio 2020 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.