Velando por tu mascota 24h

Publicado el 30 octubre 2019 por Marta Sánchez
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin

Desde pequeña le han encantado los animales y cuando tuvo su primera perra con 15 años descubrió lo que significaba tener una mascota. Laika fue una más de la familia, los acompañaba en las vacaciones y a todos los sitios donde iban. Ahí fue cuando supo que quería ser veterinaria. Años después, cuando ya llevaba 9 años ejerciendo, se le presentó la oportunidad de crear Ervet, y le encantó la idea de ofrecer un servicio de urgencias basado en la especialización y la humanidad. 

Hablamos de Beatriz Cuenca, tiene 38 años, y se licenció en veterinaria en la Universidad Complutense de Madrid hace 15 años. Su especialidad son las urgencias y cuidados intensivos veterinarios. Los animales pueden enfermar de gravedad en cualquier momento y es necesario disponer de los medios adecuados para atenderlos. Además, es importante contar con un equipo que sepa mantener la calma para tomar las decisiones adecuadas, y que sepa comunicarse correctamente con los propietarios de la mascota, ya que muchas veces se encuentran muy preocupados.Todo esto se realiza en comunicación con el veterinario habitual, lo que permite ofrecer un mejor servicio a cada paciente. Favorece realizar un diagnóstico y que los tratamientos tengan continuidad, además de evitar que se dupliquen pruebas, ya que todo se comparte.

Ervet abrió sus puertas en Enero de 2014, con el objetivo de llenar un vacío que existía en Alcorcón en ese momento, puesto que no había ningún centro con veterinarios para urgencias presenciales en todo el municipio. Al principio el equipo lo formaban 3 veterinarios y 2 técnicos veterinarios, y el centro solo ofrecía atención durante la noche y el fin de semana. Actualmente, la plantilla se ha cuadruplicado y el servicio veterinario abarca las 24 horas los 365 días del año.

¿Qué es lo que más os apasiona en ERVET al ofrecer tratamientos veterinarios de urgencia a pequeños animales? 

¡Sin duda trabajar con animales! Además, como veterinarios es muy motivante poder pelear contra las enfermedades que los hacen peligrar, y especialmente la urgencia, que es un campo en el que todos los años aparecen técnicas y tratamientos nuevos que nos obligan a seguir en constante evolución y actualización.

¿Qué parte de vuestro equipo de trabajo es esencial para garantizar la efectividad de los tratamientos veterinarios de urgencia que ofrecéis? ¿Hay algún elemento o equipamiento que nunca debería faltar?

Cuando se trabaja con pacientes críticos es necesario disponer de todos los medios materiales para diagnóstico y tratamiento rápido, porque un retraso puede suponer que el animal no sobreviva. Son imprescindibles los rayos X, los aparatos para realizar una analítica sanguínea rápida, los monitores multiparamétricos (para medir tensiones, electrocardiogramas, oxigenación etc.), las máquinas para administrar oxígeno y el ecógrafo.

También es imprescindible disponer de un quirófano equipado con máquina de anestesia, endoscopio y todo el instrumental quirúrgico necesario para realizar cualquier cirugía urgente, incluso si supone algo tan delicado como acceder a los pulmones.

En nuestro centro disponemos también de TAC, que aunque no es un equipo imprescindible, en general sí nos permite dar mejor tratamiento en algunos casos, como los traumatismos craneoencefálicos, por ejemplo.

Según vuestra experiencia profesional ¿Cuáles son las recomendaciones que vosotros dais a los propietarios para garantizar la efectividad de los tratamientos veterinarios que ofrecéis? 

La primera recomendación es que acudan a revisión veterinaria anualmente. Las mascotas no pueden decirnos cómo se sienten, y esto muchas veces hace que las enfermedades pasen desapercibidas o las puedan atribuir a la edad o a cambios en el ambiente. Un chequeo a tiempo puede ahorrar muchos sustos.

La segunda, es que los propietarios tengan localizado el sitio al que acudir si tienen una urgencia. Nuestra recomendación es preguntar al veterinario habitual, porque conocerá los centros más cercanos y podrá aconsejar el que considere mejor. Es muy sencillo guardar el teléfono del veterinario de urgencias en la agenda del móvil, así si un día tenemos un problema estando de paseo no tardaremos en contactarlo.

El último consejo que daría, es que nunca tengan reparos a la hora de preguntarnos dudas o de pedirnos explicaciones sobre un diagnóstico, una prueba o un tratamiento. El propietario es el familiar del paciente, la persona que va a tener que administrar los tratamientos y alertarnos si el paciente no va bien, por eso es imprescindible que la relación con el veterinario sea de confianza. Sin esta confianza es poco probable que el tratamiento tenga éxito.

¿Cuáles son las patologías que pueden ser tratadas dentro de sus instalaciones mediante los tratamientos personalizados y constantes que ofrecéis a las mascotas de vuestros clientes? ¿Cuáles son las diferencias entre una clínica veterinaria de urgencias y una sin urgencias? 

En nuestro centro tratamos todos las patologías que se presentan en horario de urgencias, desde una gastroenteritis a un atropello, pasando por cualquier proceso que requiera internamiento, como una pancreatitis o un fallo renal. Las patologías que tratamos son muy variadas.

La consulta más frecuente en urgencias es aquella que tiene que ver con alteraciones digestivas (vómitos, diarreas etc.). Muchas no tienen causa aparente, pero muchas otras son debidas a virus como el parvovirus o a la ingestión de objetos por parte de los pacientes.

También son frecuentes los problemas en la respiración, los accidentes (cortes, golpes, atropellos, caídas, mordeduras etc.) y los problemas urinarios. Los gatos muestran menos sus síntomas, y a menudo el motivo de consulta es que han dejado de comer y se mueven menos. Tenemos un canal en YouTube donde periódicamente comentamos información relacionada con las urgencias más frecuentes.

Mascotas a tono

Hoy en día son muchas las personas que tienen una mascota en su hogar. Son considerados en la mayoría de los casos como parte de la familia y así se les tiene que tratar. Es muy importante tenerlos cuidados y aseados, sobre todo cuando comparten casa, pero sobre todo, tienen que estar al día en vacunas y revisiones anuales, ya que esto evitará posibles problemas. Si por casualidad notas que tu perro o tu gato se comportan de forma anormal, o crees que puede estar enfermo, no dudes ni un segundo y llévalo a tu veterinario de confianza para que lo valore. Pero ¿qué ocurre si se pone malito en fin de semana, o en horario no laboral? Por suerte existen centros u hospitales de urgencias, que cuentan tanto con el personal, como el material necesario para que tu mascota esté bien atendida y son la solución a este inconveniente. El problema está resuelto, por tanto tu mascota podrá estar siempre atendida, sólo hace falta que tú te des cuenta de cuándo necesita ayuda.

Comparte el artículo:
Condividi su Facebook Condividi su Twitter Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin Condividi su Linkedin
Publicado el 30 octubre 2019 por Marta Sánchez
Últimos Artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo funciona ProntoPro

Haz una solicitud
1

Haz una solicitud

Dinos que te hace falta en pocos clics
Compara los presupuestos
2

Compara los presupuestos

En poco tiempo recibirás 5 presupuestos personalizados.
Elige al profesional
3

Elige al profesional

Elige al profesional más adecuado para ti después de haber comparado las ofertas y consultado los perfiles.